conversamos con el médico especialista en pediatría Dr. Francisco Vallejos Sánchez, quien nos ayuda a entender mejor esta enfermedad que afecta principalmente a niños y adolescentes.

En el marco del comentado síndrome inflamatorio multisistémico pediátrico, también conocido como “PIMS” por sus siglas en inglés (Pediatric Inflamatory Multisistemic Syndrome), conversamos con el médico especialista en pediatría Dr. Francisco Vallejos Sánchez, quien nos ayuda a entender mejor esta enfermedad que afecta principalmente a niños y adolescentes. ¿Por qué razón se produce el síndrome inflamatorio multisistémico? Brevemente, podemos mencionar que el sistema inmune es el encargado de defendernos de gérmenes y sustancias que potencialmente podrían hacernos daño y que existen señales que le indican cuándo activarse y atacar de manera agresiva o moderada, y hay otras señales que le indican que el peligro ya pasó y que debe volver al estado de reposo. Por causas no del todo precisadas, las señales que activan a nuestro sistema inmune son gatilladas adecuadamente, pero no las que indican que debe volver al estado de reposo. Este caos de señales causa una condición llamada “tormenta de citokinas” que es la que llevaría al daño en vasos sanguíneos, corazón y otros órganos. A pesar de que esta teoría es bastante aceptada, la causa exacta no esta del todo determinada. ¿El PIMS está asociado exclusivamente al covid-19 o puede deberse a otras infecciones? El PIMS es una enfermedad asociada exclusivamente con la pandemia de coronavirus y para muchos grupos científicos es un requisito para su diagnóstico Sin embargo, hay una entidad clínica (un eufemismo que utilizamos los médicos para decir que hay una enfermedad) llamada “Enfermedad de Kawasaki” que se describió hace varias décadas. Su causa exacta tampoco ha sido identificada, pero se conoce bien los factores que la hacen tener mejor o peor pronóstico. El PIMS comparte muchas de las características clínicas y de su tratamiento con esta Enfermedad de Kawasaki. Lo interesante es que el PIMS además comparte muchas de las características con otras enfermedades en las que se produce una alteración similar del Sistema Inmune, como el Síndrome de Shock Tóxico. ¿Cuáles son los síntomas que nos deben alertar como papás? El primer síntoma a tener presente es la fiebre. En Chile, el Ministerio y la Sociedades científicas indican que el paciente debe tener fiebre mantenida por más de tres días. Por lo tanto, los padres deben saber que no por consultar antes, se va a tener un diagnóstico anticipado. No todas las fiebres son causadas por el PIMS y a pesar de estar en una pandemia, la mayoría de los cuadros febriles en niños tienen como causa virus o bacterias no pandémicos (rotavirus, adenovirus, infecciones urinarias, etc) El segundo requisito es la edad: en nuestro país se acepta que el PIMS se presenta en menores de 19 años. El antecedente epidemiológico de haber tenido Coronavirus no es claro y se acepta el haber sido contacto estrecho de una persona con coronavirus o PCR positiva. Hay una serie de otros signos y síntomas clínicos, pero que se asocian necesariamente al primero, es decir fiebre mantenida por tres días o más. ¿Existen factores de riesgo como la obesidad que agraven esta enfermedad? A diferencia de los adultos, la obesidad no se ha demostrado ser un factor de riesgo. En un seguimiento de muchos casos publicados en Estados Unidos, se observó una discreta mayor incidencia en el grupo étnico de los latinos. Hasta el momento, en Chile los estudios epidemiológicos no han permitido evidenciar ningún factor de riesgo. Hace algunos días, el Laboratorio Pfizer publicó que su vacuna es efectiva para niños entre los 12 y 15 años de edad; de seguir avanzado en una vacuna para niños incluso de menor edad, ¿Se genera inmunidad también contra el PIMS? No se sabe, creemos que sí, pero debemos recordar que los niños no hacen la enfermedad como los adultos, por lo tanto, la vacunación es para favorecer la inmunidad de rebaño. Al disminuir la circulación viral vamos a tener también una disminución de la exposición de los niños al coronavirus y, por lo tanto, también vamos a tener una disminución de PIMS pero de manera secundaria. No se tiene certeza si la adquisición de inmunidad a través de la vacuna nos va a llevar a una disminución de los cuadros de PIMS de manera directa.